Mariem Lavanda de la Alcarria
Recuperar una planta de lavanda seca

Recuperar Una Planta De Lavanda Seca, ¿Es Posible?

Índice de contenido

¿Te ha pasado que de repente, tu hermosa aromática morada parece más un adorno de Halloween que el centro de atención de tu jardín? ¡No te preocupes! En este artículo, te contaremos cómo puedes recuperar una planta de lavanda seca y te daré una serie de trucos para evitar que vuelva a pasar. ¡Sigue leyendo y descubre el secreto para mantener tu lavanda floreciente y fragante!

Identificar las causas es el primer paso

Las plantas de lavanda pueden secarse por varias razones, por lo que presta atención a los signos y reacciona a tiempo. Dependerá de si estamos hablando de una planta de interior o exterior, la problemática se tiene que abordar de formas diferentes. Te explico todo.

  1. Si se encuentra en el Jardín:
    • Sed de Agua: A veces, olvidamos que, aunque a la lavanda le gusta el sol, también necesita su traguito de agua, especialmente en los días más calientes.
    • Sol abrasador: Ama la luz, pero todo en exceso es malo.
    • Suelo encharcado: No le gusta nadar, prefiere suelos que drenan bien. Si después de la lluvia el suelo queda como una piscina, ahí tienes un problema.
    • Invasión de Bichos: A veces, pequeños invasores como los pulgones pueden extenderse. ¡No les dejes!
  2. Si has plantado lavanda en Maceta:
    • Poca Agua o Demasiada: En maceta, es fácil pasarse o quedarse corto con el agua. Si la tierra se siente seca, es hora de regar, pero si está mojada, mejor espera un poco.
    • Maceta Pequeña: A nadie le gusta vivir apretado, ¡a tu lavanda tampoco! Si las raíces no tienen espacio, la planta sufre.
    • Falta de Luz: Dentro de casa, a veces no llega suficiente luz. Busca un lugar luminoso para tu planta.
    • Aire Estancado: Si el aire no circula, puede afectarla. Asi que abre tus ventanas con frecuencia.

Entonces, ya sea en el jardín o en maceta, presta atención a estas cosillas, ¡tu lavanda te lo agradecerá!

planta de lavanda en mal estado

Medidas para recuperar una planta de lavanda seca

¡Vamos allá! Si tu planta tiene un aspecto amarillento, aquí te dejo unos trucos para devolverle la alegría y color:

  1. Agua, pero con medida: Riega cuando notes que la tierra está seca, ¡pero no la ahogues!
  2. Luz a raudales: Busca un lugar donde reciba luz natural, sin estar todo el día bajo el sol abrasador.
  3. Suelo que drene: Asegúrate de que la tierra en la que está plantada no retenga demasiada agua.
  4. Poda con cariño: Una buena poda ayuda a que la planta se renueve.
  5. Control de bichitos: A nadie le gustan los intrusos, ¡menos a tu planta!
  6. Amplia su espacio: Asegúrate de que tenga espacio suficiente.

Con estos truquitos, recuperar una planta de lavanda seca es pan comido.

Lavanda sana y bonita

Evita que vuelva a pasar siguiendo estos consejos

Ya has tomado una solución, pues ahora es el momento de las medidas preventivas:

  1. Riego Justo: No te pases ni te quedes corto con el agua.
  2. Sol con Moderación: Busca un lugar donde tenga luz, pero también sombra.
  3. Poda Regular: Después de que florezca, dale una podadita para quitarle lo seco y ayudarle a crecer fuerte.
  4. Espacio Propio: Si ves que está apretujada, dale más espacio.
  5. Ojo a los Bichos: Vigila que no tenga plagas.
  6. Amor y Cariño: Haz que sienta que estás ahí para lo que necesite.

Recuperar una planta de lavanda seca es el primer paso, pero no el único. Siguiendo estos consejitos, debería mantenerse feliz y saludable. ¡Y tú podrás disfrutar de su aroma y belleza por mucho tiempo!

consejos para cuidar lavanda

Recuperar una planta de lavanda seca puede parecer un desafío, pero con paciencia y los cuidados adecuados, pronto podrás disfrutar de nuevo de su encantador aroma y belleza. ¡No te rindas! Si este artículo te ha sido útil, no dudes en compartirlo y comentar tus experiencias. ¡Estamos ansiosos por saber cómo va tu rescate aromático!

Referencias Bibliógraficas

Grieve, M. (1998). A Modern Herbal: The Medicinal, Culinary, Cosmetic and Economic Properties, Cultivation and Folklore of Herbs, Grasses, Fungi, Shrubs, and Trees With All Their Modern Scientific Uses. Dover Publications.

Bown, D. (2001). The Herb Society of America New Encyclopedia of Herbs & Their Uses. DK Publishing.

Upson, T., & Andrews, S. (2004). The Genus Lavandula. Royal Botanic Gardens, Kew.

Cavanagh, H. M. A., & Wilkinson, J. M. (2005). Biological activities of lavender essential oil. Phytotherapy Research, 19(6), 509-514.

Royal Horticultural Society. (2023). Lavandula (Lavender).

University of Maryland Extension. (2023). Growing Lavender.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados