Mariem Lavanda de la Alcarria
como transplantar lavanda

Cómo Transplantar Lavanda Con Éxito

Índice de contenido

¡Bienvenido a nuestro rincón verde! Hoy te invitamos a sumergirte en el mundo aromático y colorido de la lavanda. Si tienes esta maravilla en tu jardín o piensas tenerla, quédate, porque te contaremos cómo transplantar lavanda de manera sencilla y exitosa. ¿Quieres conocer todos nuestros consejos y trucos? ¡Pues sigue leyendo!

Es importante que la planta muestre signos de buen crecimiento

La lavanda es bastante flexible, pero si queremos que prospere, hay que buscar el momento adecuado. Entonces, para saber cuándo tu lavanda está lista para cambiar de casa, fíjate en su tamaño y robustez. Lo mejor es hacer el trasplante cuando la planta ya está establecida, pero aún no ha crecido demasiado. Busca que tenga un tamaño mediano y muestre signos de buen crecimiento, pero antes de que se ponga demasiado grande y sus raíces se aferren demasiado al suelo actual. Este es el momento en el que la lavanda está más preparada para adaptarse a un nuevo lugar sin pasar mucho estrés.

Planta de lavanda sana

Trata de hacerlo en primavera o principios de otoño

La época ideal para transplantar la lavanda es la primavera o a principios del otoño. ¿Y por qué? Bueno, en la primavera, la tierra comienza a calentarse, los días se alargan, y toda planta siente que es momento de crecer y brillar. Además, las lluvias primaverales ayudan a que la lavanda se adapte mejor a su nuevo hogar y eche raíces más fuertes.

Por otro lado, a principios de otoño, el clima aún no es tan frío y la lavanda puede establecerse antes de que lleguen los días más cortos y las heladas.

Si decides hacerlo en otra época, te encontrarás con que en verano hace mucho calor y en invierno, mucho frío, y eso puede estresar a la planta durante el transplante. ¡Así que mejor nos apegamos a la primavera y al otoño para darle a nuestra lavanda el mejor inicio en su nuevo espacio!

momento idela para transplantar

Asegúrate de tener a mano todo el material necesario

Ahora llega el siguiente problema, ¿cómo transplantar lavanda? Pues con las siguientes herramientas de jardín:

  1. Guantes: Esos son básicos para proteger tus manos de la tierra, las piedrecitas y, por supuesto, ¡las ramitas de la lavanda que pueden ser un poco puñeteras!
  2. Pala o Pico: Este será tu mejor amigo para cavar el hoyo en el nuevo sitio y también para ayudarte a sacar la planta del sitio viejo. ¡Es como la cucharota de la tierra!
  3. Paleta: Esta es más pequeñita que la pala y te va a servir para hacer ajustes en el hoyo y para sacar la lavanda sin dañar las raíces. ¡Piensa en ella como una cucharita!
  4. Regadera: Después de plantar, vas a necesitar darle un buen trago de agua a tu lavanda.
  5. Enmienda del Suelo: Esto es como un extra de nutrientes para que la tierra esté en su mejor forma. Puedes usar compost o cualquier otro mejorador de suelo que tengas a la mano.

Y bueno, ¡eso es todo! Con estos materiales, transplantar lavanda será pan comido. ¡Manos a la obra!

material de jardineria

Antes de empezar piensa bien donde la vas a poner

¡Preparar el terreno es clave! Aquí tienes unos consejos para selccionar el lugar ideal:

  1. Seleccionar la Tierra: Le gusta que sea bien drenada y que no se quede encharcada. Busca un lugar donde después de llover, el agua no se quede acumulada.
  2. Ubicación con Luz Solar Adecuada: Busca un sitio donde reciba sol la mayor parte del día. Si la pones en sombra, se va a poner tristona y no va a crecer tan bonita.
  3. Espacio Necesario Entre Plantas: Necesitan su espacio personal y si las pones muy juntas, van a competir por los nutrientes y la luz. Deja unos 90 cm entre cada una.

Preparando todo con mimo y pensando en las necesidades de la planta, ¡verás cómo transplantar lavanda se convierte en un juego de niños!

Hombre preparando la tierra para plantar

¿Cómo transplantar lavanda? Sigue estos pasos

Ya tienes el lugar y la tierra preparada, por lo que solo falta la última parte. Es la más importante asi que presta atención a los siguientes pasos:

  1. Saca la lavanda con cuidado del lugar donde está. Usa la paleta y hazlo con mimo para no dañar las raíces.
  2. Con la pala o pico, haz un hoyo del tamaño de las raíces de la lavanda, ni muy profundo ni muy superficial.
  3. Coloca la planta en el agujero y rellena con tierra, aprieta suavemente para que quede bien sujeta.
  4. Dale un buen riego de bienvenida para que el suelo tenga una buena hidratación.
  5. Los primeros días, asegúrate de que se adapta bien. Si ves que está contenta y crece, ¡disfruta del espectáculo!

Y ahí lo tienes, ¡una guía sencilla de como transplantar lavanda en casa con éxito! ¡A disfrutar del aroma y la belleza de tu planta!

Posibles problemas y cómo solucionarlos después del transplantado

Realizar esta operación puede tener sus desafíos, pero no te preocupes, aquí te dejo los problemas más comunes y cómo solucionarlos:

  1. Marchitamiento: Si ves que se pone tristona y sus hojas se marchitan, puede que esté pasando sed. Dale un buen trago de agua, pero ojo, sin encharcarla. Si sigue igual, revisa si el drenaje está bien, no vaya a ser que tenga los pies mojados.
  2. Amarilleo de Hojas: Puede ser señal de estrés por el trasplante o falta de nutrientes. Revisa la tierra, añade un poco de compost si hace falta.
  3. Plagas: En caso de que aprecies insectos, puedes usar un insecticida orgánico o hacer una mezcla de agua y jabón y rociar las hojas.
  4. Crecimiento Lento: Si tu lavanda se está tomando su tiempo para crecer, dale paciencia. Asegúrate de que tiene suficiente sol y los nutrientes que necesita.

Recuerda, la clave está en observar.

Lavanda enferma

Con toda esta información, ya sabes como transplantar lavanda como un experto en jardinería. Puede parecer un reto, pero verás que es más fácil de lo que piensas. Y recuerda, la naturaleza es sabia, pero con un poco de ayuda, podemos hacer que florezca aún más. ¡Manos a la tierra!

Referencias bibliográficas

Tucker, A. O., & Debaggio, T. (2009). The Encyclopedia of Herbs: A Comprehensive Reference to Herbs of Flavor and Fragrance. Timber Press.

Bown, D. (2001). Encyclopedia of Herbs & Their Uses. DK Publishing.

Hessayon, D.G. (2005). The Flower Expert. Expert Books.

Royal Horticultural Society (RHS)

National Gardening Association

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados