Mariem Lavanda de la Alcarria
aceite de lavanda en cápsulas

Aceite De Lavanda En Cápsulas Para Tratar La Ansiedad

Índice de contenido

¿Te has sentido alguna vez abrumado por el estrés y la ansiedad del día a día? Si es así, estás en el lugar correcto. En este artículo, exploraremos las maravillas del aceite de lavanda en cápsulas, un antiguo remedio que podría ser tu nuevo aliado en la búsqueda del bienestar. ¡Sigue leyendo y descubre cómo esta pequeña cápsula puede aportar grandes beneficios a tu vida!

¿Qué es y para qué sirve el Aceite de Lavanda en Cápsulas?

Básicamente, se trata de aceite esencial de lavanda que se ha encapsulado para que lo puedas tomar como un suplemento. Este aceite se extrae de las flores de la planta de lavanda, que es súper conocida por su aroma agradable y sus propiedades relajantes.

Estas pastillas se usan por varios motivos, pero uno de los más comunes es para ayudar a reducir la ansiedad. La lavanda tiene un efecto calmante, y hay personas que encuentran que tomarla en forma de cápsula les ayuda a sentirse más tranquilas y menos estresadas.

Mujer triste

Puedes complementar los comprimidos con otras cosas

Además aceite de lavanda en cápsulas, hay un montón de formas complementarias para sentirte más tranquilo. Aquí te cuento algunas:

  1. Aceites Esenciales de lavanda: Puedes usarlos en un difusor para que toda tu casa huela increíble y te ayude a relajarte. También, unas gotitas en la almohada antes de dormir pueden hacer maravillas.
  2. Tés con flor seca de Lavanda: Son otra forma sencilla y deliciosa de disfrutar los beneficios de esta planta. Solo preparas una taza, te relajas y disfrutas del sabor y aroma.
  3. Baños Relajantes: Añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda o unas flores secas a tu baño caliente puede crear un ambiente súper relajante.
  4. Bolsitas de Lavanda: Puedes ponerlas en tu armario o cajones. No solo harán que tu ropa huela genial, sino que también pueden aportar una sensación de calma cada vez que las huelas.
  5. Cremas y Lociones: Busca productos para el cuerpo que contengan lavanda. Son una forma genial de mimarte y, de paso, beneficiarte de sus propiedades relajantes.

Recuerda, eso sí, que aunque son de gran ayuda, no son mágicos y en ocasiones se requiere de tratamientos adicionales para poder salir de estas situaciones.

Baño relajante para combatir la ansiedad

Busca ayuda profesional si es necesario

Si sientes que la ansiedad está interfiriendo en tu día a día, lo más acertado es buscar la ayuda de un profesional. Aunque productos naturales como el aceite de lavanda en cápsulas pueden ser un complemento fantástico, no son un sustituto para un tratamiento adecuado.

Un profesional de la salud mental, como un psicólogo o un psiquiatra, puede entender lo que estás viviendo y ofrecerte opciones de tratamiento que realmente se ajusten a tus necesidades. Puede que te recomienden terapia, medicamentos, o una combinación de ambos, dependiendo de tu situación.

Además, cada persona es un mundo, y lo que funciona para uno puede que no funcione para otro. Por eso es tan importante tener a un especialista que te guíe. Y lo más importante de todo, pedir ayuda no es signo de debilidad, ¡al contrario! Es dar un paso valiente para cuidar de ti mismo y mejorar tu bienestar. ¡Así que adelante, si sientes que lo necesitas, busca la ayuda que mereces!

Mujer en terapia para la ansiedad

Hemos llegado al final de este viaje, donde os he explicado que las cápsulas de aceite de lavanda son una forma conveniente y efectiva de aprovechar los beneficios calmantes de esta planta milenaria. Experimenta combinándola con otras formas de lavanda y descubre cuál se adapta mejor a tus necesidades. Pero recuerda, si sientes que tu ansiedad es persistente, no está de más buscar la opinión de un especialista. ¿Te animas a probarlas? ¡Tu bienestar podría estar a solo una cápsula de distancia!

Referencias Bibliográficas

Koulivand, P.H., Khaleghi Ghadiri, M., & Gorji, A. (2013). Lavender and the Nervous System. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2013, 681304.

Woelk, H., & Schläfke, S. (2010). A multi-center, double-blind, randomised study of the Lavender oil preparation Silexan in comparison to Lorazepam for generalized anxiety disorder. Phytomedicine, 17(2), 94-99.

Sarris, J., McIntyre, E., & Camfield, D.A. (2013). Plant-based medicines for anxiety disorders, Part 2: A review of clinical studies with supporting preclinical evidence. CNS Drugs, 27(4), 301-319.

American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

Tisserand, R., & Young, R. (2014). Essential Oil Safety: A Guide for Health Care Professionals. Elsevier Health Sciences.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados