Mariem Lavanda de la Alcarria
lavanda para gatos

Lavanda Para Gatos, ¿Es Realmente Una Buena Idea?

Índice de contenido

Probablemente hayas escuchado sobre los beneficios relajantes de la lavanda y te preguntes si tu querido felino puede disfrutar de ellos también. Ya te anticipo que usar lavanda para gatos no es la mejor idea… En este artículo os vamos a explicar todo lo que necesitas saber para aevitar sustos, y que puedas seguir disfrutando de la lavanda aún teniendo gatos en casa. ¡Empecemos!

¿Es tóxica para ellos?

A ver, si estás pensando en darle un toque aromático a tu hogar con un poco de lavanda y te estás preguntando si tu gato puede disfrutarlo tanto como tú… detente un momento. Resulta que esta planta, especialmente cuando hablamos de sus aceites esenciales, no es la mejor amiga de los gatos. Según la ASPCA (que es la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales), es tóxica para nuestros felinos.

¿Y qué la hace nociva para ellos? Las sustancias que contiene en su formulación, que pueden ser perjudiciales si se ingieren o si entran en contacto directo con su piel. ¡Sí, así como lo oyes! Por eso, si ves a alguien usar lavanda para gatos, explícale que puede tener efectos negativos.

Los gatos no suelen comerse las plantas de lavanda

¿Cuáles son los síntomas de una intoxicación con lavanda?

Si ves algunos de los síntomas como malestar estomacal, vómitos, diarrea, falta de apetito o salivación excesiva, es posible, que alguien haya usado lavanda para gatos de manera accidental.

En casos graves, si se expone a una cantidad considerable, podría presentar síntomas neurológicos como desorientación o dificultad para caminar.

Es algo que puede occurir de forma involuntaria o por desconocimiento, pero no te preocupes, mantén la calma y contacta lo antes posible con un veterinario, él sabrá qué hacer.

intoxicacion de una gato con aceite esencial

La probabilidad de que suceda es muy baja si tienes cuidado

Si te estás preguntando si tu gatito está en peligro inminente cada vez que huele un poco de lavanda, aquí te tengo una respuesta tranquilizadora. En general, la probabilidad de que tu gato se intoxique con lavanda es bajita.

No es que vaya a lanzarse a masticar esa planta en cuanto la vea, ya que los gatos suelen ser bastante listos al elegir qué comer. Eso sí, siempre es buena idea tener cuidado, en especial con aceites esenciales o cosas muy concentradas. En pocas palabras: no te estreses demasiado, pero tampoco dejes la lavanda al alcance de sus patitas traviesas. ¡Más vale prevenir que curar!

gato jugando con una planta

No uses lavanda para gatos, pero tú su sí puedes disfrutar de sus beneficios

Así que, te encanta la lavanda, pero también quieres cuidar a tu minino. ¡No hay problema! Aquí te dejo unos consejillos para disfrutar de ella sin poner en riesgo a tu peludo compañero.

Flores secas de lavanda:

  1. Ubicación, ubicación, ubicación: Si te gustan las bolsitas de lavanda para aromatizar tu ropero, está perfecto. Pero, asegúrate de que estén colgadas o guardadas en lugares donde tu gato no pueda llegar. La idea es que no pueda masticarlas.
  2. Ambientes separados: Si decides hacer una infusión relajante con lavanda o usarla en algún rincón de tu hogar, asegúrate de que esa zona esté fuera del alcance o interés de tu gato. Por ejemplo, si tienes un estudio o un espacio personal, podrías usarla allí y mantener la puerta cerrada.

Aceite esencial de lavanda:

  1. Difusores: Úsalo en un lugar donde tu gato no pase mucho tiempo. Recuerda siempre ventilar bien la habitación antes de que entre el animal en esa estancia.
  2. Sin contacto directo: Nunca apliques aceite esencial directamente en la piel o pelaje de tu gato. Y si te aplicas a ti, lávate las manos antes de acariciarlo.
  3. Guarda con cuidado: Utiliza lugares seguros, lejos de las patitas curiosas de tu gato. Si ves que tu gato muestra mucho interés en el lugar donde lo guardas, quizás sea hora de buscar una nueva ubicación.

En resumen: ¡Disfruta de la lavanda! Pero siempre manteniendo una actitud precavida.

Padres llevando a su hija a un campo de lavanda

Nuestros amigos felinos y la lavanda pueden coexistir pacíficamente en el mismo hogar, siempre y cuando seamos conscientes y cuidadosos. La lavanda para gatos no es nada buena, pero para los humanos tiene múltiples beneficios que no deberías perderte.

¿Te ha gustado este artículo? Pues, ¡compártelo!

Referencias Bibliográficas

ASPCA. (n.d.). Toxic and Non-Toxic Plants List. ASPCA Animal Poison Control Center.

Baldry, P. (2005). The Battle Against Bacterial Resistance: The Role of Essential Oils. Phytotherapy Research, 19(4), 303-308.

Bensignor, E., & Fabrie, F. (2016). Essential Oils and Cats. Veterinary Dermatology, 27(1), 60-66.

Bischoff, K., & Guale, F. (1998). Australian Tea Tree (Melaleuca Alternifolia) Oil Poisoning in Three Purebred Cats. Journal of Veterinary Diagnostic Investigation, 10(2), 208-210.

Caley, M., & Gorman, S. P. (2019). Essential Oils as Antimicrobial Agents: Efficacy, Use, and Clinical Applications. Microbial Drug Resistance, 25(5), 703-714.

Horvath, G., Ács, K., & Andó, M. (2018). Essential Oils in the Treatment of Respiratory Tract Diseases Highlighting Their Role in Bacterial Infections and Their Anti‐inflammatory Action: A Review. Flavour and Fragrance Journal, 33(5), 320-327.

Jankowska, A., Świergiel, A. H., & de Lorge, J. (2017). Rodent Models of Insomnia: A Review of Experimental Procedures that Induce Sleep Disturbances. Neuroscience and Biobehavioral Reviews, 78, 207-221.

Tisserand, R., & Young, R. (2014). Essential Oil Safety: A Guide for Health Care Professionals (2nd ed.). Elsevier Health Sciences.

Valnet, J. (1982). The Practice of Aromatherapy. Destiny Books.

Villar, D., Knight, M. J., Hansen, S. R., & Buck, W. B. (1994). Toxicity of Melaleuca Oil and Related Essential Oils Applied Topically on Dogs and Cats. Veterinary and Human Toxicology, 36(2), 139-142.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados