Mariem Lavanda de la Alcarria
planta parecida a la lavanda

Planta Parecida A La Lavanda, La Salvia

Índice de contenido

Si alguna vez has caminado por un jardín y has visto una planta parecida a la lavanda, con un aroma y flores muy similares, y no has sido capaz de distinguirla, no estás solo. Aunque ambas plantas pueden confundirse a primera vista, en realidad son dos bellezas únicas con historias, características y usos propios. ¡Acompáñame en este viaje botánico y descubramos juntos las diferencias entre salvia y lavanda!

Pertenecen a la misma familia y por eso se parecen

La salvia es una planta parecida a la lavanda, y eso se sebe a que son primas en el mundo vegetal. Aunque a primera vista pueden parecer hermanas gemelas por su apariencia y aroma, si nos ponemos las gafas de detective botánico, encontraremos que son más distintas de lo que crees.

Empecemos por su apellido, es decir, su familia. Ambas plantas pertenecen a la gran familia de las Lamiáceas.

Ahora, hablemos de su taxonomía. La lavanda, esa planta con un aroma que nos relaja al instante, pertenece al género Lavandula. Por otro lado, la salvia, que además de adornar jardines tiene muchos usos culinarios, es del género Salvia.

Entonces, en términos sencillos, aunque compartan el mismo apellido (familia Lamiáceas), tienen nombres distintos: Lavandula y Salvia.

familia lamiaceas

A pesar de sus similitudes, existen muchas diferencias

El echo de que se a la salvia se la concozca como planta parecida a la lavanda, no quiere decir que sean iguales. Te cuento, las principales diferencias son:

  • Forma: Mientras que la lavandas tiende a formar matorrales densos con tallos leñosos, la salvia pueden tener una apariencia más diversa, desde arbustos compactos hasta plantas perennes más esbeltas.
  • Tipo de tierra: Ambas prefieren un suelo bien drenado, pero la lavanda es particularmente aficionada a los suelos calcáreos y algo arenosos. La salvia, en cambio, es menos exigente y puede adaptarse a una variedad más amplia de tipos de suelo.
  • Aroma: La lavanda es mundialmente conocida por su dulce y relajante aroma, mientras que la salvia tiene un aroma más fuerte y terroso, a menudo asociado con propiedades purificantes.
  • Color de las flores: La lavanda es conocida por sus tonos lilas y morados, aunque existen variedades de colores más pálidos. La salvia, por su parte, puede sorprender con una gama de colores desde azules y morados hasta rojos, blancos y hasta amarillos.
  • Meses de floración: La lavanda suele florecer en los meses de verano, especialmente entre junio y agosto. La salvia tiene un periodo de floración más extenso, pudiendo florecer desde la primavera hasta el otoño, dependiendo de la variedad.
flores de salvia

¿Para qué se usa cada una de ellas?

¡Vaya pregunta interesante! ¿Sabías que tanto la salvia como la lavanda tienen usos que van más allá de hacer que nuestro jardín luzca bonito? ¡Sí, así es! Vamos a desentrañar algunos de estos misterios.

Lavanda, la estrella de la relajación

Su aroma se utiliza en aceites esenciales, saquitos aromáticos e incluso en velas para ayudarnos a desconectar y tranquilizarnos. ¿Alguna vez has probado una loción o gel de baño con esencia de lavanda? ¡Esa es la magia relajante de la que te hablo!

Pero eso no es todo. En la cocina, algunas personas también usan flores de lavanda para darle un toque especial y fragante a platos y postres.

utilidad de la lavanda

Salvia, la planta parecida a la lavanda

Por su parte, la salvia es como esa amiga multifacética que todos quisiéramos tener. En la cocina, es una especia popular en muchos platos, desde carnes hasta pastas. Si alguna vez has probado la «mantequilla de salvia», sabrás a lo que me refiero.

Además, en algunas culturas, se cree que quemar salvia puede limpiar energías negativas en un espacio. ¡Casi como un ambientador espiritual! Y si eso fuera poco, también ha sido utilizada por sus propiedades medicinales como un remedio para diversos males.

salvia

A pesar de ser una planta parecida a la lavanda por sus similitudes superficiales, la salvia tiene sus características propias y únicas. Ya sea que busques añadir un toque aromático a tu hogar, un color vibrante a tu jardín o propiedades medicinales a tu cocina, cualquiera de estas plantas tienen mucho que ofrecer. ¿Te animas a plantar alguna en tu jardín? ¡Hazlo y descubre todas sus maravillas por ti mismo!

Referencias Bibliográficas

Brickell, C., & Zuk, J. D. (Eds.). (2018). RHS A-Z Encyclopedia of Garden Plants. Dorling Kindersley Limited.

Bown, D. (2001). Encyclopedia of Herbs and their Uses. Dorling Kindersley.

Harley, R. M., Atkins, S., Budantsev, A. L., Cantino, P. D., Conn, B. J., Grayer, R., … & Ryding, O. (2004). Labiatae. In: The families and genera of vascular plants. Vol. 7. Springer, Berlin, Heidelberg.

Tucker, A. O., & Debaggio, T. (2009). The Encyclopedia of Herbs: A Comprehensive Reference to Herbs of Flavor and Fragrance. Timber Press.

Cavanagh, H. M., & Wilkinson, J. M. (2002). Biological activities of lavender essential oil. Phytotherapy Research, 16(4), 301-308.

Grieve, M. (1984). A Modern Herbal. Dover Publications.

Upson, T., & Andrews, S. (2004). The Genus Lavandula. Royal Botanic Gardens, Kew.

Clebsch, B., & Barner, C. D. (2003). The New Book of Salvias: Sages for Every Garden. Timber Press.

Sutton, J. (2004). The Gardener’s Guide to Growing Salvias. Timber Press.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados