Mariem Lavanda de la Alcarria
Regalo original con lavanda

Un Toque Aromático: Saquitos De Lavanda Caseros

Índice de contenido

¡Hola, amantes de lo natural y de lo hecho en casa! Hoy os traemos una receta mágica para darle un toque fresco y aromático a vuestros rincones favoritos: los saquitos de lavanda caseros. No solo te ayudarán a mantener una fragancia deliciosa en tus espacios, sino que además son súper fáciles y divertidos de hacer. ¿Te animas? ¡Sigue leyendo y descubre cómo crearlos tú mismo!

¿Qué materiales necesito para hacer mis saquitos de lavanda caseros?

Antes de empezar, asegúrate de tener a mano los siguientes materiales (queremos preparar unos veinte saquitos aproximadamente):

  • Lavanda seca (flores): Estimamos que para hacer uno vamos a necesitar alrededor de 30 a 50 gramos de flor seca para que quede bien mullidito. Entonces, para 20 saquitos, estaríamos hablando de unos 600 a 1000 gramos de lavanda seca en total. ¡Recuerda, mejor que sobre a que falte!
  • Saquitos de tela de algodón o de yute de unos 20×20 cm: Pues aquí la cuenta es fácil, necesitarás 20 unidades, que podrás crearlos tú mismo o comprarlos.
  • Cuchara pequeña: La vamos a usar para meter la flor dentro de cada saco.
  • Un poco de paciencia: ¡Este es el ingrediente estrella! Tomate un tiempo tranquilo para disfrutar el proceso, pon tu música favorita y crea una atmósfera relajante. Recuerda, no es una carrera, es un momento para disfrutar mientras creas algo hermoso y aromático con tus propias manos.

¿Ya tienes todo? Pues es el momento de crear los saquitos de lavanda caseros, te explico cómo.

Flor seca de lavanda para hacer manualidades

No tiene mucho misterio, simplemente rellénalos de flor

Aunque sea un trabajo que tiene mucha complicación, te cuento cómo hacerlo:

  1. Prepara tu espacio: Antes de comenzar, limpia y organiza tu área de trabajo para tener todo a mano.
  2. Llena el saquito: Con la ayuda de la cuchara pon las flores secas dentro, y recuerda no lo llenes hasta arriba porque sino no lo podrás cerrar.
  3. Átalo: Usa la cinta o el cordón para cerrar bien el saquito, haciendo un nudo fuerte y luego un lazo para que quede bonito.
  4. Personalízalo: Si deseas, puedes agregarle una etiqueta con una frase bonita, o incluso bordar la tela para darle un toque más personal.

¿No sabes dónde usarlos? Aquí tienes algunos consejos

Estos saquitos son verdaderos todoterrenos y podrás usarlos en infinidad de lugares y situaciones, el único límite es la imaginación. Pero si no te viene nada a la mente, te doy algunos tips para que los puedas usar:

  • En el armario: ponlos entre tu ropa para que siempre huela fresca.
  • En el coche: úsalo como ambientador natural, ¡adiós a los olores desagradables!
  • Debajo de la almohada: ayuda a relajar y a conciliar el sueño.
  • Como regalo: son una excelente opción para regalar, un detalle personal, aromático y único.
Aromatiza tus armarios

Huelen fenomenal, pero hay mucho más… Descubre sus propiedades

El aroma a lavanda tiene una serie de beneficios tanto para tu hogar como para el bienestar personal. Aquí te dejo algunos de los más destacados:

  1. Ambiente relajante: los saquitos de lavanda caseros ayudan a crear una atmósfera tranquila y serena, perfecta para descansar después de un día ajetreado.
  2. Mejora el sueño: Diversas investigaciones señalan que la lavanda puede ayudar a dormir, asi que coloca un saquito bajo la almohada y verás como duermes como un tronco.
  3. Repelente natural: Además de ser agradable para nosotros, el aroma a lavanda puede ayudar a mantener alejados a los insectos, como mosquitos y polillas, de forma natural y sin químicos.
  4. Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad: Su efecto tranquilizador, ayuda a reducir niveles de estrés y ansiedad. Es una buena idea tener un saquito cerca cuando sientas que los nervios están a flor de piel.
  5. Neutraliza olores: Si tienes algún rincón en casa donde se acumulan malos olores, esta puede ser la solución. Ayuda a eliminar los olores desagradables y deja una fragancia fresca y limpia en su lugar.
  6. Pequeño y portátil: Puedes llevarlos contigo, ya sea en el bolso, en el coche, o incluso ponerlo en el cajón de la oficina para tener un toque de frescura donde quiera que vayas.
Saquitos de lavanda caseros

Ahora que sabes cómo hacer estos saquitos de lavanda caseros, es el momento de ponerse manos a la obra para llenar tu hogar de un encantador aroma, y poder así beneficiarse de todas sus propiedades. Y recuerda, estos saquitos no solo son un regalo para tus sentidos, también pueden ser el detalle perfecto para sorprender a quienes más quieres.

Referencias Bibliográficas

Koulivand, P. H., Khaleghi Ghadiri, M., & Gorji, A. (2013). Lavender and the nervous system. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2013, 681304. https://doi.org/10.1155/2013/681304

Cavanagh, H. M., & Wilkinson, J. M. (2002). Biological activities of lavender essential oil. Phytotherapy Research, 16(4), 301-308.

Lee, I. S., Lee, G. J. (2006). Effects of lavender aromatherapy on insomnia and depression in women college students. Taehan Kanho Hakhoe Chi, 36(1), 136-143.

Buchbauer, G., Jirovetz, L., Jager, W., Plank, C., & Dietrich, H. (1993). Fragrance compounds and essential oils with sedative effects upon inhalation. Journal of Pharmaceutical Sciences, 82(6), 660-664.

Lis-Balchin, M. (Ed.). (2002). Lavender: The genus Lavandula. CRC Press.

Moradi, M., Akbari, S. A., Karami, M., & Esmaeilzadeh, S. (2020). The effect of inhalation aromatherapy with lavender essential oil on pain severity of patients with renal colic: a randomized clinical trial. Complementary Therapies in Medicine, 48, 102241.

Perry, R., Terry, R., Watson, L. K., & Ernst, E. (2012). Is lavender an anxiolytic drug? A systematic review of randomised clinical trials. Phytomedicine, 19(8-9), 825-835.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados