Mariem Lavanda de la Alcarria
limonada de lavanda

Limonada de Lavanda, Refrescante y Relajante

Índice de contenido

¿Buscas una bebida que te refresque y que al mismo tiempo te ayude a relajarte? Pues entonces la limonada de lavanda es justo lo que necesitas. Es una mezcla muy sencilla de preparar, y que te permitirá cambiar de los refrescos con gas tan habituales. ¿Quieres saber cómo se prepara? Te lo cuento en este artículo.

El toque mágico, añade esencia de lavanda

La limonada es una bebida muy popular y que seguro que muchos de vosotros ya habéis preparado alguna vez. Pero, ¿qué pasaría si añadiéramos algunos ingredientes?

Pues yo os propongo añadir esencia de lavanda, que además de aportar un sutil aroma y sabor, tiene propiedades relajantes que te ayudarán a desconectar en el fin de semana, o después de una dura jornada de trabajo.

Ingredientes para prepara un Litro

¡Ha llegado el momento de hacer la lista de la compra! Aquí te traigo las cantidades exactas para hacer 1 litro de esta delicia (4 vasos):

  • Miel: Aunque la cantidad puede variar según cuán dulce te guste tu bebida, te sugiero empezar con 2 a 3 cucharadas. Si después de mezclar sientes que necesita más dulzura, ¡no dudes en añadir un poquito más!
  • Esencia de lavanda: Para 1 litro, con 3 a 4 gotas será más que suficiente para darle ese toque mágico sin que domine por completo el sabor.
  • Jugo de limón: Vamos a necesitar el jugo de aproximadamente 3 limones grandes para alcanzar ese sabor cítrico delicioso que equilibra perfectamente con la lavanda.
  • Agua: Por último, simplemente llena con agua hasta llegar a la medida después de añadir los otros ingredientes.
  • Ramito de lavanda: Esto es más que nada para la presentación, es decir decorativo.
Bote de esencia de lavanda

Ahora que lo tienes todo, manos a la obra

El tiempo de preparación es de unos 20 minutos, sí practicamente tardas más en comprar los ingredientes que en hacer la limonada. Sigue estos sencillos pasos:

  1. Exprime los limones: Asegúrate de sacarles todo el juguito, y si quieres corta unas rodajas y añadelas en el recipiente.
  2. Añade la miel: Vierte el jugo de limón y añade las 2-3 cucharadas de miel. Ahora, dependiendo de lo dulce que te guste, puedes ajustar la cantidad. Si te va lo natural, con la miel estará delicioso.
  3. Pon la esencia de lavanda: Ahora, con mucho cuidado, añade 3-4 gotas. ¡Recuerda! Queremos un aroma y sabor sutil, no un jardín completo en el vaso.
  4. Llena con agua y mezcla: Ahora, para completar tu litro, ve agregando agua y remueve bien hasta que la miel se disuelva por completo y la esencia de lavanda se mezcle de forma uniforme con el jugo de limón.
  5. Métele unos hielos: La limonada es una bebida que se sirve bien fría, por lo que te aconsejo que le pongas hielo o la metas al frigorífico.
  6. Decoración final: Cuando la sirvas en los vasos, coloca un ramito de lavanda en cada uno. No solo hará que tu limonada se vea de revista, sino que potenciará aún más ese aroma relajante cada vez que te acerques a dar un sorbo.

¿Donde puedo usar mi limonada de lavanda?

Bueno, esta bebida no es solo para quitar la sed, ya que podrás usarla en una gran infinidad de situaciones. Te voy a dar algunos consejos que te permitirán disfrutar al máximo de tu bebida casera:

  1. Atardeceres: Es perfecta para esos momentos de reflexión al final del día. Imagina estar en tu balcón o jardín, viendo el sol despedirse, con tu vaso en mano. Ese aroma y sabor te conectarán con el momento, convirtiéndolo en un ritual de relajación.
  2. Reuniones con amigos: ¿Quieres sorprender a tus invitados? Es una excelente opción para tardes de verano con altas temperaturas.
  3. Momentos de lectura: Es la compañía perfecta para disfrutar de tus relatos favoritos.
  4. Después de la yoga o meditación: Al acabar una sesión, la lavanda potenciará esa sensación de calma que ya has trabajado en tu práctica.
  5. Picnics al aire libre: Combinada con la naturaleza, hará que tu día al aire libre sea aún más especial.

Como has podido comprobar, con un poco de imaginación, puedes convertir cualquier momento en una ocasión especial. Así que, la próxima vez que te preguntes dónde y cuándo disfrutarla, ¡recuerda que las posibilidades son infinitas!

Persona relajandose en el jardin

La vida está llena de pequeños momentos que merecen ser celebrados, y qué mejor manera de hacerlo que con una bebida casera y con ingredientes naturales. ¿Te animas a probarla?

Referencias Bibliográficas

Koulivand, P. H., Khaleghi Ghadiri, M., & Gorji, A. (2013). Lavender and the nervous system. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2013.

Cavanagh, H. M., & Wilkinson, J. M. (2002). Biological activities of lavender essential oil. Phytotherapy Research, 16(4), 301-308.

Únete a la comunidad
Únete a nuestra comunidad de Artesanos

Tutoriales y manualidades para hacer con Lavanda.

Posts Relacionados